Ensalada norteña, la Notaría