Txipis en su tinta, la Plata